Ojo por hoja

Es tentador rehusar responsabilidades, pero creo que, tomar acción y decidir hasta que punto soy responsable de las cosas que suceden en mí vida, al menos a mí, me da una sensación de paz interior, de que puedo elegir de alguna manera mi destino.