Irreflexiones

Hay días en los que mis propósitos acaban desmigados en la taza del café. Lo cierto es que núnca he podido soportar los tropezones a sorbitos, así que el tema acaba teniendo mala solución.

Siempre se puede preparar un nuevo desayuno, creo que es mejor que quedarse con la sensación de vacío…

Brisa Urbana

Trackbacks & Pingbacks

No hay trackbacks/pingbacks todavía.

Comentarios

nunca hay tormenta ke no descampara….mil besos

Cosa “rara” me gusta la sensaciòn de vacìo, me gusta saborearla antes de preparar un nuevo desayuno…

Hoy de nuevo mi alma queda empapada de la brisa que de usted emana…

Libertario; Cierto aunque a veces la sensación de humedad, hace que duelan hasta los huesos..

Seth; Gracias. Y sí, a veces esa sensación de vacío, genera la esperanza de nuevas posibilidades.

Un abrazo.

Deja un comentario

Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.

Saltos de línea automáticos, la dirección de email nunca será publicada, HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido, no será publicado)