Cielo azul

Es curioso he acabado de escribir algo acerca de los pensamientos que fluctúan hasta que surgir en la punta de la lengua del corazón, hablaba también acerca de la realidad, me preguntaba que és, si en verdad existe, como distinguir la cierta de la ilusoria, al intentar publicar se ha borrado como si nunca hubiera existido, únicamente mi capacidad para recordar ha logrado que algo de esa entrada que había llamado cielo azul, perdure.

Puede que eso sea la vida, como un pensamiento que alcanza la infinitud en la memoria gracias a su recuerdo, que si fuera borrado, dejaría un vacío. Si todo al final está abocado al vacío ¿Para que existir?, ¿Que necesidad de recordar tenemos?  Sin embargo sin ellos, nada sería lo que es, todo perdería de alguna manera sentido.

En ese caso, si crees que vivimos una y otra vez hasta alcanzar la plenitud y trascender, que sentido tiene no recordar nada de una a otra vida o tal vez sólo necesitemos acumular esos aprendizajes sin que importe demasiado como lo aprendimos o cuantas lecciones nos quedan por experimentar, únicamente estar atento a la clase de hoy, hasta lograr integrarla.

Puede que lo que signifique todo esto es que al igual que el título que mantengo en este escrito nada tiene que ver con su nueva realidad, las apariencias engañan puesto que lo que ahora lees es fruto de lo que antes se borró al publicar, todo está relacionado entre sí.

Brisa Urbana

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.

Saltos de línea automáticos, la dirección de email nunca será publicada, HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido, no será publicado)