Cambiar a veces se me hace imprescindible

No sé si lo elijo del todo o en parte me es impuesto por mi conciencia, pero a veces siento una irremediable necesidad de hacer las cosas de manera diferente, de dejar de experimentar como hasta hace tan solo un instante experimentaba una situación. Puede que pienses que eso es un tanto irracional y que las cosas sobre todo cuando se tratan de experiencias vitales o de maneras de afrontar las emociones o las situaciones cotidianas no son tan sencillas, pero para mí lo que realmente me resulta complicado es mantenerme estática, quedarme quieta, pararme por mucho miedo que sienta hacía un cambio en concreto, sobre todo cuando siento que necesito avanzar en ese aspecto.

Así que, simplemente lo hago. Me lanzo aún a riesgo de que en el momento de caer no haya una red que me proteja.

El final solo se llega a través de un comienzo y hoy es uno de esos días en los que estoy dispuesta a reiniciarme, por eso en este instante escribo sobre ello, para dejarme constancia, por si nadie más lo nota, porque a veces los cambios tan sutiles como transformadores.

Brisa Urbana

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.

Saltos de línea automáticos, la dirección de email nunca será publicada, HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido, no será publicado)