Horizontes y letras

A veces necesito un suave empujón para no quedarme varada en las arenas movedizas del estancamiento. Es entonces cuando la línea del horizonte atraviesa el tiempo en dirección contraria y el infinito alcanza mis sentidos, más allá de cualquier realidad.

Mi voz comienza a resonar en mi interior y mi alma vuelve a expresarse a trompicones, sin la fluidez ni la seguridad que ofrece el silencio, pero aceptando el nuevo reto que va tomando forma.

Trackbacks & Pingbacks

No hay trackbacks/pingbacks todavía.

Comentarios

…”Me estanco en el alma misma. Se produce en mí una suspensión de la voluntad, de la emoción, del pensamiento, y esta suspensión dura magnos días; sólo la vida vegetativa del alma -la palabra, el gesto, el hábito- me expresan yo para los demás, y, a través de ellos, para mí.”

FERNANDO PESSOA
LIBRO DEL DESASOSIEGO

Besossss

Sí Clo, es ahí en ese lugar sagrado, donde todo se va sucediendo. Gracias por ese precioso fragmento de Pessoa, enmudece su manera de expresar, uno puede casi tocar lo que dice.

Un abrazo.

Deja un comentario

Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.

Saltos de línea automáticos, la dirección de email nunca será publicada, HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido, no será publicado)